Bizcocho de arándanos y grosellas.

Hoy os traigo un bizcocho esponjoso y muy suave. Tiene una textura húmeda por lo que no necesita ningún tipo de almíbar ni crema aunque si queréis lo podéis servir con una bola de helado de frutos rojos y un poco de mermelada . Yo lo decoré como veis en la foto y lo serví tal cual. Espero que os guste.




Ingredientes:

  • 200 g de mantequilla en pomada.
  • 200 g de azúcar glasé.
  • 4 huevos.
  • 200 g de harina
  • 50 g de arándanos .
  • 50 g de grosellas.
  • Confitura de arándanos.
  • 100 g de arándanos y grosellas para decorar.



Preparación:

  • Batimos la mantequilla con la mitad del azúcar. Debe quedar muy cremosa.
  • Incorporamos las yemas. Batimos.
  • Añadimos la harina tamizada e integramos.
  • Mojamos los arándanos y las grosellas en harina para que no se vayan al fondo y los añadimos.
  • Montamos las claras a punto de nieve y vamos añadiendo poco a poco el resto del azúcar en 3 veces hasta obtener un merengue brillante que integraremos a la masa con mucho cuidado.
  • Horneamos hasta que al pinchar con un palillo salga limpio a 180º
  • Cubrimos con mermelada de arándanos y decoramos con los frutos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada